Unidades especializadas

Unidad de Audiología, vértigo y alteraciones del equilibrio

La Clínica Assistens dispone de una unidad especializada en diagnosticar y tratar pacientes con enfermedades que cursan con deterioro de la audición, acufenos, vértigo y alteraciones del equilibrio, tanto en niños como adultos.

Dicha unidad está formada por un equipo multidisciplinar de profesionales altamente cualificados y formados en dichas patologías, apoyados con toda la tecnología de vanguardia que existe en la actualidad, lo que nos permite ofertar un diagnóstico en base a dichas pruebas complementarias así como proponer y realizar los tratamientos más eficaces para cada problema.

Como expertos en la materia somos conocedores de las necesidades de los pacientes que demandan nuestros servicios, por lo que hemos organizado todo el proceso asistencial en base a la calidad y la eficiencia. Cada uno de los profesionales de la unidad está especializado en un área en concreto, aportando el tiempo necesario y la dedicación que precisa cada paciente.

El oído es más conocido como órgano de la audición, pero hay que destacar su contribución en gran medida al mantenimiento de nuestra orientación espacial y de nuestro equilibrio gracias a órganos localizados en el oído interno (el laberinto o vestíbulo) junto a los de la audición (la cóclea). Las alteraciones del órgano de la audición producen sobre todo hipoacusia (disminución de la sensibilidad auditiva o sordera) y acúfenos (ruidos generados por el oído y la vía auditiva). Las alteraciones del órgano del equilibrio (vestíbulo con los conductos semicirculares, sáculo y utrículo) producen mareo sobre todo en forma de vértigo, desequilibrio e inestabilidad.

Hasta no hace mucho tiempo, no contábamos ni con el equipamiento necesario para poder realizar un correcto diagnóstico ni con las diferentes opciones terapéuticas que tenemos hoy a nuestro alcance para tratar todas las patologías que abarcamos.

Explicaremos brevemente cada una de las pruebas complementarias con las que contamos en nuestra clínica, así como las diferentes opciones terapéuticas que podemos ofertar a nuestros pacientes.

 

Pruebas complementarias

Audiología

Audiometria tonal liminar en cabina insonorizada: Nos permite determinar con precisión el nivel de audición de la persona, aportándonos una gráfica o audiograma donde se ve representada.

Impedanciometria: Prueba objetiva para medir sobre todo la función del oído medio

Audiometría verbal en cabina insonorizada: Permite evaluar la compresión del lenguaje y nos informa sobre la severidad y el posible origen de la deficiencia auditiva.

Audiometría infantil condicionada y conductual: Nos permite determinar el nivel de audición en niños desde los primeros meses de vida, basándonos en las respuestas a estímulos sonoros en varias frecuencias relacionadas con el grado de madurez del niño. Se realizan en un entorno acondicionado acústicamente y requieren de personal especializado. Estas pruebas son imprescindibles para la adaptación de audífonos en niños.

Potenciales evocados auditivos: Prueba objetiva que se basa en el registro de la actividad eléctrica de la vía nerviosa auditiva hasta el cerebro tras estimular el oído con un estímulo sonoro de características predeterminadas. El estudio de las características de esta actividad permite definir el estado funcional del sistema auditivo y nos permite identificar problemas de audición incluso en niños recién nacidos. También posibilita la identificación de simulación en las pruebas auditivas subjetivas.

Potenciales evocados auditivos de estado estable: Es un nuevo método objetivo de evaluación de la audición, que permite identificar umbrales auditivos mucho más amplios que otras técnicas audiométricas.

Otoneurologia: Vértigo y alteraciones del equilibrio:

Test impulsivo cefálico videoasistido (V-HIT): La tecnología más actual y novedosa, además de no molesta para el paciente, para explorar los órganos responsables del equilibrio. Con la realización de movimientos específicos de la cabeza, a través de una cámara de alta velocidad ubicada en unas gafas especiales, se detecta una señal que es procesada y nos informa de la existencia de alteración vestibular.

Videonistagmografía computerizada: Permite registrar y analizar los movimientos oculares mediante unas gafas especiales provistas de una cámara en su interior y un equipo informático comparando la respuesta entre ambos lados, sobre todo al realizar la estimulación individual de cada oído. Esta prueba permite identificar el lado lesionado y el porcentaje de afectación. Al utilizar un otocalorímetro de aire podemos realizar este studio incluso a los pacientes con perforaciones de tímpano y operados de oído.

Potenciales evocados miogénicos vestibulares (VEMPS): Mediante esta prueba completamos el estudio del sistema vestibular registrando la actividad eléctrica del músculo esternocleidomastoideo o en los músculos orbiculares, transmitida a través de los receptores laberínticos del sáculo o del utrículo, tras estimular el oído con un estimulo sonoro de características determinadas. Nos permite estudiar el sáculo, el utrículo y las porciones superior e inferior del nervio vestibular.

Posturografia dinamica computerizada: Permite cuantificar los problemas de equilibrio. El paciente se sitúa encima de una plataforma con sensores para medir las oscilaciones corporales frente a un entorno visual, que se controlan desde el ordenador del equipo, realizando dicho estudio bajo diferentes condiciones de dificultad. Se trata de un sistema de alta precisión que no sólo los permite objetivar el grado de alteración, sino también diseñar la estrategia de rehabilitación y monitorizar la evolución del paciente. Se considera "la prueba de oro” para el estudio del control postural y la única existente en la actualidad para objetivar sus alteraciones, evaluando separadamente la contribución de cada uno se los sistemas que intervienen en el mantenimiento del equilibrio (vestibular, visual y somatosensorial), complementando la información del resto de pruebas vestibulares. La posturografía dinámica dispone además de la opción de generar programas variados de rehabilitación vestibular y postural combinando estímulos controlados visuales, somatosensoriales y vestibulares, documentando además de forma objetiva los resultados y con ello la evolución de la lesión en tratamiento.

 

Tratamiento

Médico

Existen distintos fármacos para cada una de las situaciones clínicas siguiendo los diferentes protocolos y la evidencia científica ante cada uno de los casos a tratar, sean por pérdida de audición, alteraciones del equilibrio, vértigos o ambos.

Quirúrgico

Hipoacusia: Ofertamos las técnicas quirúrgicas necesarias para tratar aquellos casos que lo precisen

Vértigo y alteraciones del equilibrio: Se emplea para crisis vertiginosas incapacitante y es una posible solución para ciertos enfermos con crisis severas que no responden a tratamiento médico o infiltraciones timpánicas.

Rehabilitador

Hipoacusia: Indicación y propuesta de las diferentes ayudas auditivas existentes en la actualidad, según el tipo y la intensidad de la pérdida de audición.

Vértigo y alteraciones del equilibrio: La rehabilitación vestibular es una parte importantísima del tratamiento de los cuadros vestibulares. Con la rehabilitación vestibular se intenta facilitar que el paciente logre la estabilidad de la mirada y el mantenimiento de la postura tanto en reposo como en movimiento. El enfermo recupera su confianza al disminuir los síntomas vestibulares asociados a los movimientos cefálicos y corporales, pudiendo reincorporarse a sus actividades habituales. Comprende un conjunto de ejercicios y actividades dirigidos a lograr la máxima compensación posible del sistema vestibular.

La compensación vestibular es el término con el que nos referimos al conjunto de procesos centrales que se ponen en marcha, inmediatamente después de una lesión vestibular unilateral o bilateral y cuyo objetivo es la recuperación funcional del equilibrio. El paciente compensado es capaz de coordinar los movimientos de la cabeza y de lo los ojos manteniendo la mirada estable y el equilibro postural, sin síntomas adversos, a pesar de que persista asimetría en la ganancia del reflejo vestíbulo ocular.

Para esto utilizamos:

  • Maniobras de reposición de otoconias secundarias a canalolitiasis.
  • Reeducación del equilibrio y guiada en sala siguiendo el protocolo tras el diagnóstico.
  • Rehabilitación vestibular mediante posturografía computerizada personalizada.

La rehabilitación es personalizada y diseñada en función de la patología. Se ayuda de terapias no instrumentales y la posturografía para reeducar el equilibrio alterado en base a un conjunto de ejercicios informatizados, donde el paciente es capaz de corregir la mala alineación de su centro de gravedad y aumentar los límites de estabilidad utilizando técnicas de biofeedback visual.

 volver