Unidades especializadas

Unidad de Dolor

La Asociación Internacional para el Estudio del Dolor(IASP), define el dolor como "una experiencia sensorial y emocional desagradable asociada a daño de los tejidos real o potencial". Se distinguen dos tipos de dolor: agudo(de corta duración) y crónico(prolongado). El primero suele ser una manifestación de una lesión, mientras que el segundo se considera como una enfermedad en si mismo, y es muchas veces de difícil tratamiento. El dolor crónico es el que tiene mayores repercusiones en la calidad de vida del paciente. Sus causas son múltiples, pudiendo originarse en diversas regiones del cuerpo, órganos internos o nervios (dolor neuropático). Muchos pacientes con cáncer sufren también de dolor crónico que precisa de tratamientos especializados.

El dolor puede ser también la manifestación de un proceso psicológico, consciente o no consciente para el individuo. Incluso en el dolor de causa orgánica, están siempre implicadas variables psicológicas como la aceptación del problema, la excesiva focalización en el dolor, la ansiedad y el estado de ánimo y la capacidad de autorregulación. También aspectos relacionales y sociales repercutirán en las consecuencias del dolor. La percepción del dolor y el umbral de tolerancia al mismo está influida por muchas variables, más allá del daño físico en el que se genera. Por ello el tratamiento del dolor ha de abarcar todos estos aspectos, y trabajar de modo integrado sobre todos ellos.

Las causas más frecuentes de dolor son:

  • Musculoesquelético y de columna vertebral (lumbar, cervical)
  • Muscular (síndromes de dolor miofascial y dolor muscular generalizado)
  • Dolor oncológico con afectación músculo-esquelética
  • Dolor neuropático:
    • Herpes zoster y neuralgia post-herpética
    • Neuralgias de nervios periféricos
    • Neuropatía diabética dolorosa
    • Síndromes de dolor regional complejo
    • Dolor por lesión nerviosa
    • Dolor post-amputación y del miembro fantasma
    • Dolor radicular por patología del raquis
  • Dolor crónico visceral
  • Dolor de origen vascular
  • Dolor somatomorfo

El dolor crónico como problema de salud pública

El dolor es uno de los trastornos que más afecta y preocupa a las personas y es el síntoma acompañante que con mayor frecuencia motiva una consulta médica. La frecuencia de dolor crónico en población adulta en España es muy elevaday puede considerarse un problema generalizado de salud pública. El 15%-25% de los adultos sufren dolor crónico en algún momento, un 31% de los que acuden al médico de atenciónprimaria, y llega al 50% en los mayores de 65 años.

Pese a la magnitud del problema su interés médico, científico y social, el dolor crónico sigue siendo un problema infravalorado o tratado inadecuadamente.

La necesidad de las unidades de tratamiento del dolor

Orientadas sobre todo al dolor crónico, de diverso origen, participan en ellas diversos profesionales y constan de distintos tipos de tratamiento, formando equipos multidisciplinares y trabajando en base a programas integrales. Sólo estos abordajes han demostrado su eficacia y costo-efectividad.

El paciente ha de implicarse en el cuidado de su propia salud, y ha de disponer de información clara, precisa y suficiente como para participar en la toma de decisiones. Se aportarán modelos de consentimiento informado, con información particularizada por cada procedimiento diagnóstico o terapéutico de estas características, incluido en la cartera de servicios de la unidad.

Los tratamientos se basarán en la evidencia científica, y se revisará con todo el equipo la eficacia de cada procedimiento en las distintas indicaciones y pacientes. Esta actualización continuada de los procedimientos y protocolos es la mejor garantía asistencial para el paciente.

En el tratamiento del dolor no sólo han de contemplarse los aspectos puramente orgánicos, sino también otros componentes médicos, psicológicos, sociales y laborales. También es importante la integración de estos tratamientos en una red asistencial, que permita una coordinación óptima con otros especialistas médicos, recursos sociosanitarios, intervenciones de promoción de la salud o atención domiciliaria.

 volver