Principales cuidados después de una operación de cataratas

La operación de cataratas

La operación de cataratas es una de las intervenciones quirúrgicas más frecuentes en Oftalmología. Esta cirugía consiste en retirar la parte del cristalino afectada por una opacidad, lo que se denomina catarata, y sustituirla por una Lente intraocular (LIO, por sus siglas en inglés) transparente.

 Este tipo de cirugías empezaron a realizarse en los años 20 y desde entonces, las técnicas y los materiales empleados han evolucionado mucho. Tanto que actualmente, es posible someterse a una operación sin recibir puntos de sutura y salir de ella con el ojo destapado. Sus resultados son en general muy positivos y sin complicaciones.

La recuperación del ojo operado para retomar actividades cotidianas como volver a trabajar normalmente es posible en un mes. Sin embargo, tu oftalmólogo irá comprobando tu nivel de recuperación y las actividades que puedes retomar poco a poco.

La primera revisión tras una intervención de cataratas

Sin embargo, eso no significa que no debamos dar a nuestro ojo cuidados después de una operación de cataratas. En este post vamos a contarte todo lo que necesitas saber sobre los cuidados tras una operación de cataratas, según nuestra experiencia en la unidad de Oftalmología de Clínica Assistens. Tu oftalmólogo te los explicará también para que no tengas ninguna duda. 

Lo habitual es que tu especialista te cite al día siguiente de la intervención para hacer las curas y comprobar con diversas pruebas que todo ha ido bien. También le dará el tratamiento para el postoperatorio, en general a base de colirios o gotas oculares.

7 recomendaciones y cuidados después de la operación de cataratas. Primeras horas

  • No hacer movimientos bruscos con los ojos. Está demostrado que los gérmenes que pueden infectar el ojo operado de cataratas suelen provenir de párpados y pestañas del propio paciente. 
  • No debes tocar o frotarte el ojo o el párpado operado hasta una semana después de la operación de cataratas. Sólo limpiarlo palpando suavemente con un pañuelo, sin frotar.
  • Es normal no ver adecuadamente después de la operación y notar molestias como si tuvieras algún objeto extraño dentro del ojo. Forma parte del proceso de cicatrización y se aliviará con los colirios prescritos por el oftalmólogo.
  • Es importante seguir las recomendaciones del cirujano y cumplir estrictamente con el tratamiento y la forma y tiempos de administrarlo.
  • No duermas boca abajo ni sobre el lado del ojo operado durante al menos 3 días.  Durante la primera semana, es aconsejable usar un protector para evitar un golpe o tocarte el ojo accidentalmente.
  • No te maquilles. Debes evitar aplicar cualquier cosmético en la zona próxima al ojo durante al menos 15 días después de la intervención
  • No realices esfuerzos ni cargues pesos, reduce al máximo las actividades cotidianas y descansa. Al día siguiente de la cirugía puedes retomar algunas tareas, como ducharte, lavarte la cara o coger algún peso ligero, mirar hacia abajo o agacharte ligeramente pero de una forma suave y moderada. ¡Y sin tocarte el ojo!

A lo largo de la primera semana tras la intervención, notarás que ves mejor. Tras la primera revisión al día siguiente de la intervención, lo habitual es que tu oftalmólogo vuelva a citarte una semana después. En esta consulta, lo normal es comprobar la visión, medir la presión intraocular y examinar el ojo en la lámpara de hendidura. Tras estas pruebas y la revisión de tratamiento, lo más probable es que el oftalmólogo vuelva a citarte un mes después.

Precauciones tras la intervención de cataratas. El primer mes

Tu especialista te dará una lista de recomendaciones de lo que puedes o no hacer, pero vamos a resumirte los principales consejos y cuidados a tener en cuenta durante estas primeras semanas, siempre según nuestra experiencia, de más de 15 años en Clínica Assistens.

  • No sumerjas la cabeza. Durante al menos 15 días no debes sumergir la cabeza en agua, bañarte en el mar o en una piscina. Tu ojo es todavía sensible a los cuerpos extraños.
  • Olvídate del deporte. Durante las 3 primeras semanas tras la operación no debes realizar actividades deportivas que hagan sacudir o vibrar la cara, como correr o cualquier deporte de este tipo y mucho menos cuando haya riesgo de traumatismo para el ojo. Por eso, los deportes de contacto están desaconsejados durante un mínimo de 3 meses.
  • Utiliza unas gafas protectoras para evitar riesgos. Hasta un paseo al aire libre puede ser perjudicial si algo te entra en el ojo o lo golpea, aunque sea un mosquito.
  • Evita conducir durante al menos 15 o 20 días y cualquier otra actividad que implique un esfuerzo de la vista.
  • Puedes utilizar unas gafas de sol si sientes cierta fotofobia ante la luz intensa. Su uso puede hacerte la vida más cómoda pero no son imprescindibles.

La recuperación después de una operación de cataratas suele ser de un mes para retomar actividades habituales, pero no de impacto, como hemos visto con los deportes de contacto. Por eso, depende de en qué trabajes y de cómo evolucione tu ojo, podrás estar de baja médica un mes o más tiempo.

Complicaciones tras una operación de cataratas

Como hemos visto, la operación de cataratas es muy frecuente y no suele tener complicaciones. Pero existen situaciones y síntomas que debes conocer y alertar a tu médico en el caso de que las sufras. Por ejemplo:

  • Dolor agudo.
  • Enrojecimiento del ojo con o sin dolor.
  • Disminución repentina de la visión.
  • Abundantes secreciones amarillentas .
  • Visión doble.
  • Náuseas, vómitos o subida de tensión.

Cómo será tu visión tras una operación de cataratas. Lentes monofocales o multifocales

La operación de cataratas consiste en extraer una parte del cristalino que a causa de la edad u otra situación pierde su transparencia. Es posible vivir con ella, con esa sensación de que ves a través de un cristal empañado, hasta que interfieren en tu día a día y tu oftalmólogo te recomienda la intervención quirúrgica. Es el único tratamiento que elimina las cataratas.  

Después de la operación de cataratas y si has prestado atención a los cuidados que hemos mencionado, la visión de tu ojo se estabilizará. Puede que notes variaciones, visión turbia o brillos en la visión. Es normal. Es probable que necesites usar las mismas gafas que utilizabas antes de la operación hasta que la corrección del ojo sea definitiva, en torno a un mes. No es malo y a medida que ese mes avance es probable que veas mejor sin ellas. 

Pasado este primer mes, tu oftalmólogo te verá en su consulta y, en función del tipo de lente que te haya colocado, te dirá si necesitas gafas para ver, por ejemplo, de cerca. ¿Por qué?

Porque la mayoría de las lentes intraoculares implantadas son monofocales; ofrecen una visión clara y enfocada de lejos o de cerca, pero no en ambas. Para ello, tendrías que implantarte una lente multifocal. La mayoría de los pacientes que no sufren otras patologías relacionadas con la visión y se decantan por una lente monofocal prefiere ver bien de lejos. Así, sigue usando gafas pero sólo para algunas tareas de detalle, como leer, coser o trabajar con un ordenador.Si padeces de cataratas o de cualquier otro problema de visión, no dudes en consultarnos. Te esperamos en Assistens, tu clínica.

Clínica Assitens Coruña
El Grupo Assistens es un proyecto colaborativo de varios profesionales de la medicina en A Coruña. Actualmente ofrecemos diferentes especialidades médico-quirúrgicas en el área asistencial, pero también formativa, divulgativa y de investigación.

Valoraciones

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas 1 votos, 5,00 de 5
Cargando...

Artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí